SAGRADAS IMÁGENES


La Real y Venerable Cofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, durante sus casi noventa años de historia, ha rendido devoción a varias Imágenes de Cristo Crucificado existentes en la ciudad. Se funda sin una Imagen Titular propia, por lo que cuando el estado de las tallas prestadas no era aconsejable para su uso en procesión, se veía obligada a buscar otra opción.

 

Desde su fundación en el año 1929, su Imagen Devocional fue el Santo Cristo de los Carboneros, Obra de Francisco del Rincón, propiedad de la Ilustre Cofradía Penitencial de Nuestra Señora de las Angustias. Con el paso de los años, esta talla fue sustituida por el Cristo Crucificado que tallara Juan de Juni, depositado en el Convento de las R.R.M.M. Catalinas, actualmente trasladado a la Iglesia de San Pablo, donde preside su Ábside.

 

Finalmente, cuando éste último no pudo seguir usándose, la Cofradía decidió realizar su Imagen Titular, el Santísimo Cristo de la Preciosísima Sangre, encargado a Genaro Lázaro Gumiel, siendo bendecido y presentado en la Iglesia Parroquial de Santa María La Antigua el 13 de marzo de 1953, convirtiéndose históricamente, en la primera talla realizada en el S.XX que se incorpora a las procesiones de la Semana Santa de Valladolid.

 

El Santísimo Cristo del Olvido, tallado por Pedro de Ávila en 1720, se incorpora como Imagen Devocional, a partir de la concesión de la Procesión de la Buena Muerte en la noche del Lunes Santo.

ENLACES DE INTERÉS